Pasar el umbral entre la democracia neoliberal hacia democracia popular

Jeremías Mejía

Dejábamos las armas, nos convertíamos en partido legal para participar activamente en la lucha política, entrabamos así al sistema con la decisión de mantener una lucha persistente para consumar la revolución democrática inconclusa, orientada a cambiar el sistema, asegurar el desarrollo social, en un curso más o menos duradero rumbo a una sociedad socialista.
Schafik Hándal.

Así como en El Salvador, en el resto de Latinoamérica también los movimientos y partidos de izquierda decidieron ir por este camino y llegaron a la presidencia. Así hicieron Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega, Lula Da Silva, Pepe Mujica, Dilma Rousseff, Tabaré Vásquez, Jean Bertrand Aristide, Manuel Zelaya, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, entre otros.

En la cita con que iniciamos esta presentación, Schafik se refería a que se entraba a disputarle los espacios de poder a la derecha dentro de su propio sistema político, con sus métodos y sus reglas. Es bueno ubicarnos en el contexto de los años noventa, momento de transición por el que pasaba el sistema capitalista. Sería bueno preguntarnos hoy: ¿cuánto hemos avanzado 24 años después de esa decisión?

En ese Estado componente de sistema capitalista neoliberal, diseñado para legitimar y garantizar la acumulación neoliberal por sobre el resto de formas de acumulación, decidimos, como izquierda, buscar espacios de poder que nos permitieran avanzar hacia la consumación de los proyectos alternativos. Hoy se ha avanzado en los órganos legislativo, ejecutivo, judicial y otros poderes públicos, que antes de los años noventa no los teníamos como izquierda en América Latina.

En el Estado neoliberal, la forma del ejercicio del poder es democracia representativa neoliberal o imperial como decía Schafik. En este el escenario nos hemos movido las fuerzas de izquierda ganándole espacios a la derecha en unos países más, en otros menos. La interrogantes son cuánto espacio hemos conquistado a casi 27 de la caída del bloque socialista y en qué condiciones estamos.

En El Salvador, como se plantea en los documentos del Primer Congreso del FMLN, hay un equilibrio de poder entre nuestro proyecto y el de la derecha neoliberal. Es decir, vernos cara con el proyecto oligárquico el será romper ese equilibrio.

En la democracia neoliberal el imperio define quién es su amigo. Sus fuerzas políticas aliadas y las naciones que permiten su injerencia son buenas para el imperio, es decir, todas aquellas fuerzas políticas y Estados que tengan posturas de corte popular serán bloqueadas por la democracia imperial, sin importar el uso de todo tipo de maniobras fraudulentas legales o ilegales.

Schafik advertía que no solo por la vía de las elecciones se ejerce la democracia imperial, sino también mediante invasiones militares, conspiraciones mediáticas, cercos económicos y diplomáticos, y hoy se hace con creciente frecuencia por medio del Poder Judicial, donde las cortes o tribunales constitucionales están jugando un papel pro democracia neoliberal y con el pretexto de combatir la corrupción intentan detener las caras visibles de los procesos progresistas. También la deuda externa, los créditos, las donaciones y sus instituciones como el fondo monetario, el Banco Mundial, la USAID y otros mecanismos se convierten elementos políticos de dominación y chantaje a los pueblos.

En la democracia neoliberal, la vía para disputar los espacios es la electoral y que se considera como la objetivamente posible para la izquierda por hoy.

¿Cómo la izquierda debe de ver la vía electoral? Debe ser vista como un medio para avanzar y llegar a la población, y no convertirse esta en un fin en sí mismo.

Schafik en la vigencia del pensamiento revolucionario dice:

Nada pues, autoriza los planteamientos dogmáticos sobre la vía de la revolución. Todas son posibles si las fuerzas revolucionarias, el partido de la revolución, logra ganar el corazón y la mente del pueblo y si lo sabe organizar y conducir con acierto. Ello exige un partido fiel a su misión.

Nosotros hoy tenemos más claridad y hemos sentido en carne propia métodos ilegales que se usan en la vía electoral, como la compra de votos y voluntades, la demagogia, la fantasía, personas que votan doble triple cuádruple, ataques mediáticos, amenazas, es decir, utilizan todos los medios posibles para impedir que las fuerzas progresistas avancen también. Las experiencias en Honduras y Paraguay son dos ejemplos claros de ello.

Schafik advertía que si las fuerzas políticas de izquierda jugamos a la vía electoral y no rompemos, si no la desenmascaramos y no resolvemos el tema del poder para el pueblo, si nos queremos mantener en esa democracia burguesa con cualquier pretexto, terminaríamos cocinándose en el mismo perol, por mucha astucia que tengamos o muy hábiles que parezcamos porque esta democracia es perversa y los antivalores de esta terminarían contaminando y envolviendo a la izquierda. Y planteaba que si la izquierda se adaptaba a la democracia neoliberal, el impacto negativo que tendría sería muy grande.

Y ante los últimos resultados electorales en América Latina donde intervienen varias aristas de la estrategia imperial, pero también se debe ser autocrítico que algo que estamos haciendo no le está gustando al pueblo, por muchos beneficios materiales que le estén llegando.

Cuestionarnos y evaluarnos debe ser una tarea inmediata y creo que con el desarrollo de estos espacios es que tenemos la voluntad y la conciencia de lo que está en juego.

Hoy hay teóricos de derecha que tratan instalar una matriz de opinión que el ciclo de los gobiernos de izquierda ha terminado y que viene el ciclo de la recuperación de la derecha.

¿Qué hacer para que eso no suceda El Salvador ni el resto de procesos en América Latina?

Schafik planteó desarrollar dos tipos de concertaciones: concertación nacional, que es la que tiene que ver a nivel institucional, diálogo con otros espacios a nivel político; y la concertación popular que es la relación con todas las organizaciones del pueblo y que a nuestro juicio en esta falta profundizar.

Como izquierda se debe plantear el desafío de resolver el tema del poder para el pueblo, Schafik. La gran interrogante es: ¿cómo construir poder popular hoy? ¿Cómo tener esas líneas generales para la acción?

Aquí, hay que recurrir a la experiencia y según el método de trabajo que tenía Schafik cuando visitaba las comunidades el iniciaba preguntando las iniciativas, las dudas, interrogantes, inquietudes de la gente a partir de la escucha construía sus discurso y sus repuestas.

Schafik llamó resolver el tema del poder para el pueblo.

Él nos dejó planteado su propuesta, pero no dejó todo acabado. Incluso nos decía que no solo él debería de pensar, sino que debatiéramos colectivamente cómo resolver los grandes desafíos del partido y de la sociedad.

Y aquí es donde nos llama a ir al encuentro del pueblo, conocer sus experiencias cotidianas de organización y tomas de decisiones colectivas, porque las hay. La pobreza y la marginación también han hecho que nuestros pueblos desarrollen sus potencialidades de trabajar juntos en directivas comunitarias, ADESCOS, comités en distintos temas pero los hay: experiencias locales y comunitarias que chocan más con la doctrina neoliberal y sus anti valores como los son el individualismo, la competencia, la indiferencia entre otros.

En Morazán, por ejemplo, podemos citar cuatro experiencias que nos pueden ayudar a construir ese ideario de cómo resolver el tema de poder popular:

  • La resistencia del pueblos Lenca en el oeste y los kakawira situado en el municipio que se conoce como Cacaopera, aquí, quinientos años después perduran valores como el diálogo con horizontalidad, complementariedad, dualidad y trabajo colaborativo como por ejemplo el “mano vuelta”, que es colaboración comunitaria en el trabajo de las parcelas agrícolas. También perdura su cosmovisión, sus identidades culturales, prácticas y valores como el cuido de las semillas nativas, el amor a la naturaleza, su capacidad heredada ancestralmente hace que existan organizaciones como ACOLGUA, ACOLHI, WINAKA Conforman el COPULENKA que significa Consejo Lenka Kakawiras.
  • Otra experiencia destacada es la organización alrededor de la satisfacción de necesidades de los pobladores de Nahuaterique, que fueron las zonas que quedaron en territorio hondureño.

Aquí tienen obligación de intervenir los dos Estados según la Declaración de Nacionalidad y Derechos Adquiridos, pero cuesta la intervención de ambos Estados. Ante esas dificultades en dichos lugares emergen liderazgo organizados en colectivos comunitarios, y también los líderes de cada colectivo integran una organización general de toda la zona. Movilizándose así, para la búsqueda de recursos y la solución de sus problemas, aquí las decisiones se toman colectivamente y actúan igual, una de las últimas demostraciones de poder colectivo fue cuando les querían partir el territorio en varios municipios de Honduras en cuestión de horas fueron capaces de movilizar más de 1500 personas sitiando por un día a los alcaldes que habían llegado a la zona.

Tienen como organismo superior el Consejo Indígena que está impulsando la conformación de un municipio autónomo basado en el convenio 169 de la OIT. Aunque también no están alejados de la influencia de la derecha salvadoreña que con regalías intenta inmovilizar.

Otra experiencia es la que se desarrolló en los refugios de Colomoncagua en Honduras donde había un responsable político que llevaba la comunicación del partido y se relacionaba con los responsables de coordinar la educación, la salud, la economía, seguridad, la disciplina, las pastorelas y otros componentes necesarios para la vida, y esta fue traída en el retorno con la Fundación de la Comunidad Segundo Montes donde hay una nivel de organización y participación importante.

La lucha por la verdad y la justicia sobre la masacre del Mozote ha sido el motor de la comunidad para organizarse y movilizarse al grado de haber logrado una condena al estado salvadoreño, hoy el estado está cumpliendo con los mandamientos de la sentencia, lo importante acá es el tema de participación en la toma de decisiones se han establecido mesas donde están representadas las instituciones y miembros de la comunidad afectada, compartiendo así el poder entre instituciones del estado y la comunidad, cabe destacar según los manuales de funcionamiento de las mesas las decisiones son de carácter vinculante.

En este sentido podemos concluir que en nuestro pueblo hay una riqueza organizativa y de participación aunque dentro de los patrones permitidos por el sistema, allí vendrá nuestro desafío como enrumbarlas para la causa.

Además, debemos sistematizar y verificar la cantidad de militantes del fmln que hacen trabajo de base y están insertados en las organizaciones de sus comunidades, quizás sea una valoración personal y subjetiva pero creo que no toda militancia del partido se vincula a los problemas de su comunidad.

En ese sentido quiero cerrar con cuatro propuestas:

  1. Crear un espacio formado por integrantes de partido, gobierno y organizaciones populares para investigar y sistematizar las experiencias organizativas en el pueblo.
  2. Construir el basamento teórico que nos guíe para construir popular hoy en El Salvador y Latinoamérica.
  3. Ir al encuentro de las experiencias y organizaciones existentes y crear las condiciones para que desarrollen conciencia política.
  4. Buscar mecanismos e institucionalizar las decisiones colectivas y que estas sean vinculantes.

Para pasar el umbral de la democracia neoliberal hay que resolver el tema del poder para el pueblo. Solo nos falta ir a su encuentro a los gustos, sabores, y colores del pueblo, solo así veremos que la utopía del Socialismo Pipil, Lenca, Chortis y Kakawira, y del que soñaron todos nuestros héroes y heroínas en conclusión el socialismo salvadoreño.

Viva Schafik.

Viva el FMLN.

Vivan los pueblos que luchar por mundo mejor.

Muchas gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s